"Estoy a favor de los derechos de los animales al igual que de los derechos humanos. Es la única manera de ser un humano completo".

- Abraham Lincoln


En algún lugar, bajo la lluvia, siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz.

miércoles, 23 de marzo de 2011

COSTUMBRES ASESINAS

Las Islas Feroe (Isla de Ovejas/Corderos) son un conjunto de 18 islas ubicadas entre Escocia e Islandia. Es una región autónoma del Reino de Dinamarca.
Todos los países tenemos nuestras costumbres y las Islas Feroe no se quedan atrás. Como una cuestión cultural esta región realiza la caza de ballenas la cual lleva años de práctica. Esto con el paso del tiempo se ha convertido en un espectáculo el cual es realizado sin pudor ante la atenta mirada de todos sus ciudadanos, incluso los niños.
Si bien los habitantes de estas Islas cuentan con un control en la cantidad de matanzas realizadas – la cual se apoyan en cuestiones puramente alimenticias – éste control resta de ser exhaustivo permitiendo que se de muerte a ejemplares de diferentes edades e incluso a hembras preñadas.
Esta costumbre asesina se viene practicando en las Islas Feroe desde el siglo X la cual nunca fue aprobada por la Comisión Ballenera Internacional pero que se ha mantenido a excusa de ser una costumbre.
Cada llegada del verano, 950 Ballenas Piloto son asesinadas por cualquier persona que desee participar.
El proceso es el siguiente: los cazadores rodean a los cetáceos con un amplio semi – círculo de barcos hasta lograr llevarlas hacia la bahía donde los lugareños están esperando para comenzar la matanza de estos pobres animales. Por supuesto como toda cultura, los habitantes que participan sea dando muerte a las ballenas o como espectadores consideran que dicha caza es una parte importante de su cultura y de su historia a pesar de ser una práctica cruel e innecesaria.
Que es una Ballena Piloto?
La ballena piloto es un delfín completamente negro de aletas largas que mide entre 3 y 7 metros, pesa aproximadamente 4 o 5 toneladas, son extremadamente sociables y esta característica es la que aprovechan para emboscarlas y llevarlas a la orilla.
Los instrumentos que utilizan para esta salvajada son los siguientes: un gancho para clavarlas llamado blásturongul y una sierra la cual le hace un corte en la espina dorsal para intentar cortar y romper sus principales arterias. Debido a su alta evolución en su sistema nervioso el cual les otorga la capacidad de sentir y de sufrir, estos animales padecen dolores intensos y buscan mediante sacudidas desesperadas tratar de liberarse de los matadores.
Llegó el verano y comenzó la fiesta en las Islas Feroe, decretan en los colegios día festivo y muchos de sus habitantes se concentran en las orillas para dar inicio al cruel espectáculo.
 En años recientes, la caza de ballenas en las islas Feroe ha sido tema de mucha controversia no solo por la brutalidad con que son asesinados estos animales sino porque  esta especie está catalogada como amenazada apareciendo en la lista roja de la Unión Mundial para la Naturaleza.

Por otro lado, basándose en estudios los habitantes saben y se ha demostrado que la carne de estos cetáceos contiene un alto grado de metales como mercurio, cadmio, policlorobifenilos y otras organoclorinas siendo de esta manera perjudicial para la salud, sin embargo escudados en la cultura se lo sigue realizando.

La historia y la cultura son muy importantes porque mediante ellas los seres humanos que nos consideramos racionales y pensantes tenemos la capacidad de aprender y desechar lo que no esta bien. No podemos ampararnos en absurdas prácticas culturales por el simple hecho de que han sido parte nuestra por siglos. Debemos entender que el asesinato de otras especies no nos hace crecer y mejorar como especie humana solo nos degrada más y nos conduce a nuestro propio exterminio.

Si usted considera que estas costumbres arcaicas, retrógradas, primitivas y sin sentido no deberían tener cabida en este siglo, únase a la petición de firmar contra la masacre de delfines en las Islas Feroe.


No hay comentarios:

Publicar un comentario