"Estoy a favor de los derechos de los animales al igual que de los derechos humanos. Es la única manera de ser un humano completo".

- Abraham Lincoln


En algún lugar, bajo la lluvia, siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz.

lunes, 14 de febrero de 2011

LA VIOLENCIA GENERA VIOLENCIA


En nuestro país poco y nada se conoce sobre la psicología del maltrato, o mejor dicho se la ha volcado única y exclusivamente hacia el ser humano. Sin embargo, están dejando de lado una característica importantísima a la hora de evaluar y es precisamente el maltrato impartido por las personas hacia los animales.
Empecemos por decir que ningún animal mata por placer, ellos lo hacen para sobrevivir pero el ser humano en una especie de respuesta a las agresiones recibidas por otros, se desquita con los más indefensos.
Este es un problema social que debe ser analizado desde lo más profundo, la violencia familiar. Cuando un niño esta constantemente expuesto a maltrato sea este físico o psicológico, su manera de manejarlo es maltratando a quienes están por debajo de él, en este caso su mascota. En un intento por sobrellevar defensivamente el daño que le han causado, comienza desde pequeño a torturar animales.
Según varios estudios realizados, en la gran mayoría de los maltratadores de animales, se debió a que en su infancia fueron víctimas de agresiones, castigos extremos, negligencia o rechazo por parte de sus padres. Existe una relación directa entre el maltrato hacia los animales en la niñez y adolescencia y el comportamiento criminal hacia otras personas en la edad adulta.
Es verdad que en la infancia los niños atraviesan lo que se podría denominar “crueldad inocente”. En un intento por explorar su mundo, ellos pueden lastimar insectos u otro animales, pero es justamente ahí donde entra la labor de los padres evitando que el niños se salga con las suya.
El FBI demostró que la crueldad contra los animales está íntimamente ligada a un porcentaje bastante alto de criminales adultos. Tanto así que la Asociación Psiquiátrica Americana (APA) considera el maltrato hacia los animales como una característica fundamental al momento de diagnosticar desórdenes de conducta.
El problema de fondo siempre el mismo, aunque razones hay muchas. El maltrato hacia los animales comúnmente es cometido por personas con baja autoestima, personas inseguras qua han perdido el poder y se encuentran bajo el control de otros. Es así que en su manera de querer llamar la atención, se lo gritan al mundo haciendo daño a los más indefensos.
Es un problema social serio que debe ser analizado y tomado en cuenta por las autoridades, no se trata de un simple juego de niños, se trata de poder identificar desde la infancia quienes podrían tener tendencias criminales hacia otros seres humanos en la edad adulta. 
Se debe SANCIONAR a toda persona que se sienta en la libertad de maltratar un animal como una medida PREVENTIVA. Es por eso que debe crearse de manera urgente una ley de protección hacia los animales, no solo porque son seres vivos que se merecen RESPETO, sino para poder identificar posible problemas sociales que a la larga nos afectará a nosotros mismos.
Como padres, nos corresponde enseñarles a nuestros hijos que matar está mal, que maltratar un animal sea este una lagartija o un pájaro invalida el concepto de respetar la vida en cualquiera de sus formas. Si ahora que son chicos, nuestros hijos reciben el mensaje (por aprobación nuestra o por querer ignorarlo) de que matar a un animal está bien, no nos extrañe que a medida que ellos vayan creciendo validen la falta de respeto a la vida en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario